Las contradicciones de la vida

Con todo lo que vivimos, hay momentos en los que llego a la conclusión de que muchas cosas en la vida, parecen realmente una contradicción.

 

Hay quienes lloran de alegría; otros tras sus carcajadas ocultan un inmenso dolor; ¿Quién podría imaginar que está feliz el que solloza, y realmente sufre el que intenta dibujar una sonrisa en su exterior?.

 

Un ciego logra ver más allá de donde los ojos alcanzan a contemplar; y se puede decir mucho más con pocas palabras que intentando un discurso eterno en vano dar.

 

Entiende más del amor, alguien que carece de inteligencia y destreza mental; que muchos que a todo le ponen razón y no logran escuchar ni comprender al corazón.

 

Un amigo verdadero es el que si es necesario te hace llorar con la verdad y no el que te hace reír con hipocresía y falsedad.

 

No te sorprendas si descubres que en silencio existe alguien que te sabe amar con mucha más intensidad, que aquel que quizás te lo ha dicho de mil formas e intentado demostrar.

 

El que más promete, menos cumple; el que actúa a tiempo y sin hablar por hablar, da testimonio de honestidad y responsabilidad.

 

El regalo más pequeño quizás tenga más valor; que ese enorme obsequio que por su tamaño a muchos impresionó. Las apariencias engañan, todo a nuestro alrededor parece ser una contradicción.

 

El que posee riqueza material, puede padecer más hambre de afecto y necesidad de calor de hogar; que aquel que nada tiene, pero que le abunda el amor y esa paz interior que le dan fuerzas para seguir siempre adelante sin renunciar.

 

Llega más lejos aquel que sin pies, aprende en sueños a volar; que quienes pudiendo correr y caminar, se rinden a la primera caída y creen que es imposible las metas alcanzar.

 

En lo que a simple vista se ve imperfecto, se esconde realmente el toque de perfección de Dios; y aunque el tiempo que esperamos se nos haga eterno y el que queremos detener parece correr, no marcha a otro ritmo, camina igual en el reloj.

 

Hay quienes no sabiendo leer o escribir, saben conjugar en su vida el amor; mientras muchos letrados y universitarios no saben ni siquiera lo que significa el perdón. Cuesta demasiado creer que en lo más sencillo y pequeño que ha de existir, mucha grandeza y valor hay.

 

Algunos sienten que Dios los ha olvidado, por todo lo que les ha tocado pasar; lo que no saben es que en esos momentos de angustia y soledad, es cuando el Amigazo más cerca ha de estar; así también lo que parece ser castigo o maldición, llega a ser realmente una gran bendición.

 

El dolor si lo asumes con fe y paz, no deforma sino que te va a transformar; asume cada uno de tus momentos, no te estanques ni pretendas vivir sin contar con Aquel que por y con amor te ha sabido crear, para que seas feliz, aunque para lograrlo en la vida, haya también que llorar.

 

Y así suceden a diario muchas cosas a nuestro alrededor, que nos cuesta entender y no tienen explicación, porque parecen ser una total contradicción.

 

http://www.encuentra.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s