de canivales…

Iba un hombre caminando por la selva, cuando de pronto lo rodea un grupo de salvajes caníbales, y se veía que no tenían muy buenas intenciones.
– ¡Ya me llevó la fregada!- dijo el hombre.
En  eso,  el  cielo  se abrió, apareció un rayo de luz y se escuchó
una voz profunda que le dijo:
–  ¡No, todavía no, lo que debes hacer es quitarle la lanza al jefe
caníbal y clavársela a su hijo en el corazón!
Entonces,  el  hombre pelea con el jefe, le quita su lanza y se la
clava en el  pecho  al  pequeño  que estaba junto a él, ante el
asombro de todos los caníbales.
El hombre voltea al cielo, y se vuelve a escuchar la voz:
– ¡Ahora sí, Ya te llevo la fregada!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en chascarrillos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s