Los curas no mienten

Una señora estaba en un avion volviendo de Suiza.
A su lado estaba sentado un cura, entonces ella le pregunta:
Padre puedo pedirle un favor?

Si hija mía que quieres?

-Mire, compré un depilador electrico super sofisticado y muy
caro el cual aun no he usado y tengo miedo que supere mi límite en la
Aduana.
Podria usted esconderlo debajo de su sotana?

Si, mi querida puedo; solamente debo advertirte que yo no se mentir.

La señora piensa:
"-Ay!!! ojalá que nadie le pregunte nada al cura…
esta bien,padre,gracias por su ayuda… Y le da el depilador.

Llegando a destino en el aeropuerto, el agente de Aduana
le pregunta al cura:
Algo a declarar padre?

A lo que el cura responde:
De la cabeza a la cintura, nada a declarar hijo mio.

Medio extrañado el agente pregunta:
-¿Y de la cintura para! abajo, que tiene?

-Alla abajo tengo un instrumento para mujeres que nunca ha
sido usado.

Y el agente echa una carcajada y dice:
– El Proximo de la fila!!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s